BODEGA LAS VIRTUDES

Acceso a tienda

Nuestra tienda vende bebidas alcohólicas, debes ser mayor de 18 años para entrar.

En los últimos años vivimos un nuevo y pujante reconocimiento para el fondillón alicantino, en su larga historia ha vivido luces y sombras, desde su protagonismo en mesas de las cortes europeas o en referencias históricas y literarias, hasta su caída en el más despiadado de los olvidos. Hoy, renace con una exclusiva elaboración que ha permanecido inalterable a lo largo de los siglos y la Unión Europea lo reconoce como uno de los cinco grandes vinos del mundo junto a Jerez, Burdeos, Oporto y Champagne.

 

HISTORIA DEL FONDILLÓN

Ya en 1498 se tiene constancia de los tintos de monastrell que fueron el origen del Fondillón, también llamados ‘Alicante’. Fue en este siglo XV un vino muy solicitado en las grandes expediciones de Magallanes o Elcano que surcaban el Atlántico, pues se conoce que protegía a los marineros del escorbuto.

También gozaba de gran fama en la corte de Fernando el Católico o en los salones de Luis XIV el Rey Sol de Francia, lo que lo hizo entrar por derecho en la categoría de vino de reyes y reinas.

Shakespeare o Emilio Salgari lo nombran en algunas de sus obras, así como Alejandro Dumas en El Conde de Montecristo o Daniel Defoe en Robinson Crusoe.

Es uno de nuestros grandes legados, tanto cultural como gastronómico, por lo que nuestro deber es continuar escribiendo su gran y maravillosa historia.

 

ELABORACIÓN
Este vino se elabora exclusivamente en cosechas de excepcional calidad, a partir de uvas sobremaduradas de viñedos viejos de la autóctona monastrell con muy escasos rendimientos. Es la joya enológica del Valle del Vinalopó convertida por méritos propios en una pieza fundamental del tesoro mediterráneo.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Fondillón Tesoro de Villena se realiza mediante el tradicional sistema de Criaderas y Soleras. Este sistema permite que la calidad de nuestro producto sea muy alta y homogénea, porque en todos los toneles existe un porcentaje de la solera madre iniciada en 1972 que transmite sus características al vino que ha llegado posteriormente.

Por ello, nuestro Fondillón no tiene añada. Cada botella tiene una mezcla única de vinos de varios años que han envejecido de manera conjunta y como mínimo durante diez años hasta formar un fondillón complejo. El verdadero arte de nuestros enólogos reside en la combinación de los diferentes toneles y barricas en diferentes proporciones condensados en cada botella.

 

NOTA DE CATA

Su color cobrizo con reflejos ámbar denota su madurez. Posee una complejidad de aromas que van desde lo balsámicos a los rutos secos, pasando por las frutas deshidratadas como los orejones o las ciruelas pasas, también a miel y la canela. Al paladar es suave y cálido, de estupenda acidez y fino dulzor, para terminar con un final largo y grato proporcionado por la vieja madera noble.

Es perfecto con quesos azules, salazones, y cualquier tipo de chocolate o dulce, por lo que puede tomarse como aperitivo y como postre. También ideal para combinaciones de coctelería debido a su persistencia y amplio rango de aromas.